Fin de la Larga Distancia Nacional

Agosto 2014

Este proceso tiene diversas implicancias, tanto para los usuarios como para las compañías. Por un lado, quienes usan la telefonía para comunicarse deben adaptarse lo más rápido posible a una nueva numeración y memorizar un número más. Por otro lado, las empresas proveedoras de estos servicios deben encontrar la forma de adaptar sus planes a esta nueva realidad.

“Para nosotros como compañía lo esencial es ofrecer un servicio de primer nivel a nuestros clientes, por ello hemos venido trabajando para poner a su disposición una serie de planes que se adaptarán de mejor manera a estos nuevos requerimientos. Además, luego de estudiar la experiencia de las llamadas en regiones tras el cambio de numeración, hemos detectado un amplio número de llamadas abortadas, razón por la que estamos enfocando nuestros esfuerzos en educar a los usuarios, clientes y no clientes”. Afirma Fernando Gana, gerente comercial de Gtd Manquehue.

Renace el Teléfono Fijo

Una de las ventajas que se ve de esta nueva forma de marcar, radica en que se espera potenciar el uso del teléfono fijo, el que según algunos expertos, tiene aún mucho que ofrecer en un mercado que está siendo dominado ampliamente por la telefonía móvil.

Dentro de estos valores está el hecho de que el teléfono fijo es una solución familiar y siempre está asociado a un lugar físico. Además, la calidad de su servicio es mucho mayor que el de la móvil, actualmente cuenta con un nivel de saturación de sus líneas muy bajo ya que la tasa de ocupación no supera el 15% del espectro a diferencia de los celulares, que cuentan actualmente con una tasa que supera el 85%.

Según Fernando Gana “si sumamos estas grandes ventajas, a la disminución de los cargos de acceso, nos encontramos ante un producto sólido y confiable que mantendrá a las personas comunicadas. Ahora el desafío está en que nosotros, las compañías proveedoras de este servicio, seamos capaces de educar a nuestros usuarios para que se adapten lo más rápido posible a todos estos cambios”.

“Estamos ante el fin de una era, el “cero” pasará a ser parte de nuestra historia y nuestro principal desafío está en educar y entregar un servicio óptimo que permita una comunicación constante entre las personas. Estamos ad portas de la caída de una de las fronteras internas de nuestro país, y ahora la tarea será enfocarnos en fortalecer este nuevo Chile mediante las herramientas que están a nuestro alcance” Concluye el ejecutivo.